Péptidos biorreguladores

PorJuan Manuel Penilla Gonzalez

Péptidos biorreguladores

Hoy en día la población de los países desarrollados tiene un promedio de vida de 80 años, durante esa vida gastamos aproximadamente el 30% de nuestra energía para proteger nuestro cuerpo contra factores nocivos.

Los peligros ambientales, la tensión y la radiación causan cambios en la estructura de los genes, lo que, a su vez, acelera el envejecimiento y acorta nuestra esperanza de vida en un 30-40%.

Los progresos científicos de la actualidad han hecho posible controlar el proceso de envejecimiento. Esto se basa en un sistema biorregulador operado por mediadores celulares llamados péptidos. Las funciones de los péptidos incluyen el intercambio de información entre las células de los sistemas endocrino, nervioso e inmunológico, la reconstrucción de órganos y tejidos, la restauración de funciones debilitadas y la regulación de la actividad genética.

Los péptidos de cadena corta son específicos para cada tejido y se conectan a las partes relevantes de los genes. Abren las moléculas de ADN y acceden a los datos contenidos en los genes para corregir el tejido y prevenir las anomalías que puedan ocurrir durante la división celular. En otras palabras, cada péptido concreto regula la actividad de un gene en particular, mientras que los genes, a su vez, dirigen la síntesis de las proteínas. Ya que el envejecimiento está asociado con cambios extensos tanto en la síntesis general como en la síntesis específica de proteínas, una cura de varios péptidos puede restaurar el funcionamiento óptimo del organismo y evitar su envejecimiento prematuro.

Ya hace 40 años, cuando trabajaba en la Academia Médica Militar S.M. Kirov (antigua URSS),  el Prof. Khavinson, mundialmente famoso gerontólogo y, actualmente, Presidente de la Asociación Europea de Gerontología y Geriatría, descubrió el vínculo entre los péptidos de cadena corta y el ADN. Junto con sus colegas elaboró un complicado método de extracción de péptidos de diferentes tejidos animales, los que se ha seguido estudiando desde entonces. En la actualidad hay 16 complejos diferentes de péptidos naturales, incluyendo los dos más eficientes – Endoluten y Vladonix – que han demostrado ser capaces de evitar el envejecimiento prematuro y extender la esperanza de vida en un 30-40%.

Estos productos son muy eficaces, actúan rápidamente y no tienen efectos secundarios: los péptidos animales y humanos son idénticos, por lo que el cuerpo humano los reconoce como propios. Además, los péptidos de cadena corta normalizan la síntesis de proteínas sin sobrestimularla. Más de 15 millones de personas han cursado exitosamente tratamientos de péptidos durante los últimos 30 años.

A medida que el tiempo pasa, la cantidad de péptidos del organismo disminuye y esto acelera el deterioro de los tejidos, lo que eventualmente causa envejecimiento. El funcionamiento correcto del tejido requiere una cantidad adecuada de péptidos, los que son responsables de optimizar el funcionamiento de los genes. Los péptidos presentes en células específicas se sintetizan en esas células específicas. Así, mientras la función de las células se debilita con el tiempo, la producción de péptidos disminuye, lo que perjudica aún más el funcionamiento de las células y, como resultado, puede causar una condición clínica. El uso de péptidos de cadena corta es una de las mejores posibilidades de detener el proceso de envejecimiento por medio de la estimulación, proliferación y regeneración de tejidos y del aumento del número de células.

Otra importante ventaja de los péptidos es su gran propiedad antitumoral. Por el momento, el uso de péptidos es el mejor método accesible para la prevención y recuperación del cáncer, ya que permite la renovación de las células y los tejidos. Este objetivo puede ser alcanzado no solamente con la regulación y coordinación de los procesos cíclicos, sino también reforzando la división celular sin riesgo de anomalías, de manera adecuada para la reconstrucción de tejidos.

La experiencia de 30 años de estudios clínicos de péptidos señala tres aspectos principales de su aplicación en la gerontología. El primero es gerontoprotector. El objetivo final de la investigación gerontológica es retardar el envejecimiento y extender la duración de la vida humana y, en particular, el periodo laboral. La eficacia de los péptidos ha sido confirmada por medio de experimentos. Su administración prolongada a ratones, ratas y moscas de la fruta causó una extensión de 30-40% de su esperanza de vida promedio. Los efectos gerontoprotectores de Thymalin ( Vladonix) y Epithalamin (Endoluten) fueron examinados dinámicamente durante 14-20 años y demostraron ser altamente efectivos en su aplicación clínica. Los valores normales de los índices de los dos principales sistemas homeostáticos – neuroendócrino e inmunológico – fueron restaurados en pacientes de edad media y avanzada.

El segundo es preventivo. Los péptidos pueden ser administrados a sujetos saludables para la prevención de cambios involutivos relacionados con la edad, los que son prerrequisitos de desarrollos patológicos. El tercero es terapéutico. Consiste en la administración de péptidos para el tratamiento o la rehabilitación de pacientes de mayor edad, con diversas enfermedades y patologías.

Los péptidos no se transforman en el sistema digestivo y cualquier persona los puede utilizar ya que no tienen efectos secundarios. Su efecto se manifiesta gradualmente ya que se necesita un cierto periodo para compensar la falta de péptidos. ¡Tenga en cuenta que el uso de péptidos no substituye ningún examen ni tratamiento médico!

Por primera vez en el mundo de la medicina se ha diseñado y puesto en práctica una terapia biorreguladora de restauración y preservación de las funciones principales de los órganos y tejidos durante toda la vida humana promedio genéticamente determinada (110-120 años). El complejo de medidas para prevenir patologías relacionadas con la edad, retardar el envejecimiento y, así, prolongar la vida hasta el límite específico, se basa en la administración de péptidos biorreguladores.

 

También puedes Leer

El Arbol de la Moringa

Hábitos que perjudican los riñones

La hipertensión arterial y los Medicamentos

Esclerosis Múltiple

Como Revertir la Diabetes Tipo 2

About the author

Juan Manuel Penilla Gonzalez contributor

    Deja un comentario