Author Archive J Refugio Figueroa B

PorJ Refugio Figueroa B

Una reflexión sobre la G10

Como integrante de La G10, como Ingeniero Agrónomo y como compañero de quienes también formamos parte de este grupo, quiero hacer una reflexión sobre la realidad de lo que sucede en el ámbito interno de nuestra agrupación con el único fin de expresar mi punto de vista y compartirlo con todos y cada uno de mis compañeros.

Lo hago como en otras ocasiones lo he hecho respetando el derecho de cada uno de opinar y expresar nuestras ideas y con el único fin de mejorar en lo posible por el bien de todos, el compañerismo y la amistad de este gran grupo del que todos formamos parte.

En principio me pregunto ¿Quiénes somos realmente?; sin lugar a dudas todos somos Ingenieros Agrónomos y nos une un fuerte lazo de amistad a todos, un lazo que se fue entretejiendo desde nuestra juventud y quizá desde nuestra niñez.

Otra pregunta que me surge es ¿Realmente nos conocemos?; a pesar de que nos hemos tratado y ha habido un acercamiento mutuo entre todos, cada uno hemos recorrido caminos diferentes por nuestra profesión y por los propios intereses de la misma, así como los intereses familiares los cuales algunos son del conocimiento de algunos de nuestros compañeros.

Vale la pena comentar que desde que egresamos en 1978, hace 40 años, jamás nos imaginábamos que la vida nos permitiera vernos como hoy estamos, ya viejos, convertidos en abuelos y que se mantuvieran firmes esos lazos de amistad.

Otra pregunta que me surge es la siguiente ¿Somos de verdad amigos?; después de 40 años de egresados, más otros 5 de convivir en las aulas en la Escuela de Agricultura y para algunos compañeros otros más de convivir en el barrio dan una suma de muchos años de conocernos y de ser más que amigos, ser sin lugar a dudas casi hermanos.

Después de estas preguntas y sus breves respuestas la reflexión a la que pretendo llegar es con  otra pregunta

¿Qué pasa en La G 10?

En la G 10 han sucedido muchas cosas, algunas sorprendentes, otras muy agradables, otras tal vez no muy agradables, pero todas han sido acontecimientos en los que muchos de los integrantes hemos sido participes o hemos estado involucrados.

Desde nuestra graduación que fue el evento en el cual todos fuimos participes, el cumpleaños de algunos de nuestros compañeros, la celebración de nuestros aniversarios, que ya son 40 años de egresados, las convivencias en Tapalpa, en Tepic, en Cuisillos, en Chimulco, en Mascota, en Talpa, en Colima y varios lugares más; comidas y festejos ha habido con diversos compañeros quienes de buena voluntad y de buena gana siempre están en la mejor disposición de organizar algún convivio donde la familia es parte del festejo.

El 38 y el 39 Aniversario han sido grandes eventos los cuales han resultado culminantes en la vida de la G 10 y han quedado en nuestra memoria como una gran muestra de unidad y de compañerismo.

Como colofón a esta reflexión vale la pena decir que cada evento, cada convivio, cada viaje o cada Aniversario que celebremos serán para engrandecer a la G 10 y no para beneficio de alguien en particular.

La vida y el destino nos han puesto en el mismo camino, un camino que hemos recorrido algunas veces juntos, en los últimos años siempre al pendiente de lo que a cada uno le pasa, la amistad crece y florece cada día con un saludo, con un abrazo, con una sonrisa y con la oportunidad que Dios nos da de convivir y de sembrar en nuestros corazones lo mejor de nosotros mismos.

Finalmente expresar que cada uno hemos aportado algo en forma desinteresada para el bien de todos, bien sea en cuanto a tiempo, en cuanto a algo material o simplemente con nuestra presencia y siempre lo hemos hecho y lo haremos con el único fin de engrandecer a nuestra GLORIOSA G 10.

En forma libre y voluntaria iniciamos esta gran aventura de ser G 10, nada ni nadie nos puede obligar a dejar de ser lo que hemos sido.

“CUANDO LOS AÑOS PASAN LOS AMIGOS SIEMPRE SERÁN PARTE DE NUESTRA VIDA”

PorJ Refugio Figueroa B

Una carta con motivo del XL aniversario de la G10

Queridos amigos y compañeros de la G 10:

Pensando en cada uno de quienes hemos sido parte de este grupo de la G 10, 365 compañeros, quienes formamos esta generación de Ingenieros Agrónomos de la Escuela de Agricultura de la Universidad de Guadalajara, deseo de corazón expresar primero gracias a Dios por permitirnos cumplir 40 años de ser Ingenieros Agrónomos y estar juntos y segundo por tener salud y poder compartir este gran momento en la vida profesional de cada uno de nosotros.

Hoy es momento de reconocer el gran esfuerzo que hemos hecho todos por cursar esta noble profesión, de la cual siempre nos sentiremos muy orgullosos. De igual forma es momento de agradecer a nuestros padres y a nuestras familias por ser parte importante en nuestra formación profesional, quienes siempre han estado al lado de nosotros. A nuestros maestros que gracias a sus enseñanzas y a sus buenos consejos hoy somos lo que somos. De manera especial es momento de reconocer a nuestra Máxima casa de estudios la Benemérita y Centenaria Universidad de Guadalajara como nuestra Alma Mater, que nos acogió en su seno como estudiantes y hoy como profesionistas.

A nuestra antigua Escuela de Agricultura nuestro eterno agradecimiento por abrirnos sus puertas y encontrar dentro de ella lasabiduría y los conocimientos para nuestra superación.

Hemos recorrido un largo camino todos para llegar a este momento de celebrar nuestro XL Aniversario; camino que no ha sido fácil, que hemos sufrido altibajos, tropiezos, caídas y quizá algunos descalabros. Hoy de verdad valoramos lo que es ser Ingeniero Agrónomo, no por un papel o un documento que nos acredite, sino por lo que durante estos largos años hemos aprendido y experimentado en carne propia, las vivencias y las anécdotas que son parte de nuestra vida y de lo que significa ser Ingeniero Agrónomo.

Cada uno de nosotros hemos recibido quizá muchos reconocimientos o diplomas, que demuestran y avalan nuestra experiencia como Ingenieros Agrónomos, pero ninguno significa tanto como el que hoy a nuestros 40 años de egresados la vida nos ha otorgado por lograr vencer tantas vicisitudes y llegar a estar juntos en este tan importante momento.

Hoy, el mayor reconocimiento que la vida nos puede dar después de cumplir nuestras metas, es ver en nuestros hijos a ese profesionista que hoy es, tener a nuestra familia, tener quizá a nuestros nietos y estar con todos nuestros compañeros que ayer, hoy y siempre serán parte de nuestra familia.

Nunca nos hubiéramos imaginado compartir estos momentos juntos recordando a todos aquellos compañeros y amigos que ya no están entre nosotros y que nos han dejado muy grandes recuerdos, compañeros que en su lucha como grandes guerreros han quedado en el camino, pero siempre serán recordados por ser parte de esta Gloriosa G 10.

A cada uno de los que hoy estamos y hemos sobrevivido en nuestro largo peregrinar por esta vida como Ingenieros Agrónomos, como padres y como abuelos debemos reconocer ese gran esfuerzo y continuar adelante sembrando y cosechando los valores que como buenos Ingenieros Agrónomos hemos aprendido y dignificar cada día nuestra noble profesión.

Para todos, una sincera felicitación por este XL Aniversario de la G 10 deseándoles que prevalezca el compañerismo, la unidad y la solidaridad en este grupo.

¡MUCHAS FELICIDADES COMPAÑEROS!

PorJ Refugio Figueroa B

El libro de la G 10

Sin duda que hablar de la G 10 es como hablar de un buen libro, no el mejor libro pero si un gran libro donde se habla de grandes personajes, de grandes y bonitas anécdotas, de lugares lejanos y también cercanos, de viajes fabulosos, de historias alegres pero también tristes, de aventuras y de sucesos, de convivios y de fiestas, de encuentros y reencuentros entre amigos, de intercambios, de historias familiares, en fin, un libro por demás interesante, con páginas que se han escrito por sus propios personajes cuyo papel es el de ser Ingenieros Agrónomos.

Adentrándonos al contenido del libro de la G 10, cada página, que originalmente eran 365 cuyo número equivale a cada uno de los personajes que integran la G 10, se narra de como en el año de 1978 dichos personajes inician una gran aventura por un país llamado México, recorriendo ciudades, pueblos y ranchos en busca de ser reconocidos como quienes con sus conocimientos y su sapiencia habrán de dar la batalla en favor de la producción alimentaria, la siembra y mejora de los cultivos y ser grandes asesores en el campo y actividades agropecuarias.

De esta forma es como da inicio una gran aventura por todos, una aventura que los llevaría a partir de este momento a adentrarse a lugares nunca antes vistos, a lugares alejados con gente desconocida, a enfrentarse a situaciones inesperadas y a pasar y sufrir en carne propia lo que nunca en su vida antes había sufrido.

Desde este momento en los diferentes capítulos en que se compone este libro de la G 10, se fueron escribiendo en cada una de sus páginas y en la memoria de estos personajes anécdotas e historias que a la postre a muchos de ellos los llenarían de gloria.

Como toda aventura o como toda batalla, sobre el terreno se sabe que algunos personajes ya no pudieron continuar adelante, ya eran menos los que continuaron, otros en el camino quedaron.

Quienes pudieron continuar y seguir adelante, en una primera etapa, por cierto quizá la más difícil en el desempeño profesional de cada uno, sobreponiéndose a los vaivenes que el futuro les deparaba continuaron firmes en su misión.

Hablar de cada de cada uno de los personajes que forman parte del libro de la G 10 es hablar de historias y anécdotas interesantes, es reconocer en cada uno el esfuerzo, la tenacidad, la capacidad y todas las aptitudes para enfrentarse a la vida y sobresalir adelante en todo.

Como todo buen libro siempre tienen dos etapas interesantes: el principio y el final, las dos en este caso muy interesantes. En la etapa inicial tratándose de jóvenes recién egresados con un gran entusiasmo y llenos de sueños y en la etapa final los que han logrado continuar firmes y de pie, expertos en la vida, realizados como Ingenieros Agrónomos, cansados algunos, llenos de canas y arrugas, mermados en cuanto al número de integrantes, consientes todos ellos de que la misión emprendida hace 40 años no era nada fácil, que fue complicada, más no imposible.

Como una buena historia que todo buen libro nos narra y nos va metiendo a vivirla y conocerla con lujo de detalle así en el libro de la G 10 resulta por demás interesante entender que así como iniciaron todos aquellos personajes que comenzaron esta bonita historia, hoy después de 40 años siguen siendo grandes amigos, siguen recordando aquellas anécdotas y las vivencias de su juventud, aunque hoy ya convertidos en abuelos.

Esta historia del libro de la G 10 continuará y no sabemos cuál será su final, lo que si logramos entender es que cada una de sus páginas que como ya se dijo la forman cada uno de sus integrantes, están llenas de historias, anécdotas y vivencias interesantes y leer cada una de ellas nos nutre y nos adentra a conocer lo que es la G 10.

El libro de la G 10 quizá sea un libro que no tenga fin porque cada día se escriben sobre sus páginas nuevas hazañas y nuevas aventuras, nuevas historias y nuevas vivencias, nuevos sucesos; asi como van disminuyendo sus miembros, cada día sus páginas son menos. El libro de la G 10 siempre será interesante.

Leer tambien

Experiencia vs Juventud

Soy ingeniero agrónomo

Para los hijos, esposas, madres y hermanos de un Agronomo

DECÁLOGO DEL INGENIERO AGRÓNOMO

Día del Agronomo

Agronomos de la U de G 73-78

PorJ Refugio Figueroa B

El uso de las plantas medicinales (2ª. Parte)

En nuestra participación anterior iniciamos con este tema “El uso delas plantas medicinales” el cual resulta interesante por lo útil que representan las plantas medicinales tanto para los seres humanos como para diversos usos en el hogar.

Desde épocas remotas el ser humano ha recurrido a las plantas medicinales y ha conocido sus efectos en beneficio de su salud. La variedad y cantidad de plantas con propiedades terapéuticas es bastante asombrosa.

Se estima que en uno u otro momento han sido utilizadas alrededor de 70, 000 especies vegetales, desde líquenes hasta arboles enormes, con fines medicinales.

Hoy día, la herbolaria en México y en América Latina se sirve de al menos de mil especies de plantas autóctonas y otras tantas que cada día se les va encontrando propiedades curativas y de beneficio para la salud.

La medicina convencional emplea todavía unas 500 hierbas, aunque es raro que se utilice la planta completa.

En general, las hierbas proporcionan la materia prima para aislar o sintetizar drogas convencionales. Por ejemplo, la digoxina, utilizada para la insuficiencia cardiaca, fue aislada de la dedalera (Digitalis purpurea) y la píldora anticonceptiva se obtuvo de los componentes hallados en el ñame  silvestre (Dioscorea villosa).

Desde el punto de vista ecológico el uso de las plantas medicinales es un factor importante puede tener muchas consecuencias importantes.

En tiempos en que no siempre puede explotarse plenamente la tierra, el cultivo de hierbas como como cosecha orgánica ofrece nuevas oportunidades a los agricultores que ven que sus cultivos habituales ya no resultan rentables.

No obstante, el aumento de la popularidad de las medicinas y tratamientos a base de las plantas medicinales también existe una gran amenaza que afecta directamente la supervivencia de algunas especies silvestres.

El caso de del ginseng americano (Panax quinquefolium) es un ejemplo claro debido a que su demanda ha incrementado su recolección desde hace más de un siglo poniendo en peligro de extinción y desaparición en estado silvestre en los bosques del norte y del este de América.

Este ejemplo no es el único caso y, por desgracia, son muchas las especies amenazadas de modo similar en todo el planeta. La extinción de especies vegetales como consecuencia de la recolección intensiva no es un fenómeno nuevo.

La planta silfión, perteneciente a la familia de la zanahoria, fue muy utilizada como anticonceptivo por las mujeres de la antigua Roma. La silfión era difícil de cultivar y se recogía silvestre en cantidades tan grandes que se extinguió en el siglo III d. C..

Hoy, si la demanda de medicinas de hierbas va a crecer al ritmo actual, es necesario que los fabricantes, proveedores, médicos y consumidores en general, utilicen únicamente productos cultivados o recolectados de forma sensata y ecológica.

Es conocido que en la antigüedad el uso de plantas medicinales era interpretado como parte de brujería, hechicería, satanismo o chamanismo lo que limitaba su uso a ciertas gentes que eran señaladas como curanderos, quienes ejercían el oficio de “curar” o sanar los malestares más comunes.

Así como hay plantas curativas las cuales predominan en el conocimiento popular, hay también plantas cuyo uso causan perjuicio en el organismo o alteración sintomática  como es el caso de ciertas plantas alucinógenas que provocan alteración psicológica y su uso indiscriminado causa daños irreversibles.

Cabe hace mención que el uso de plantas medicinales se ha transmitido de generación a generación y el conocimiento de las mismas es por tradición oral y por usos y costumbres populares que están arraigadas entre la población.  

Continuaremos con el tema en nuestra siguiente participación.

 

Lee también

El uso de las plantas medicinales

El Arbol de la Moringa

TÉ DE HOJAS DE GUANÁBANA

TÉ DE CERRAJA

 

PorJ Refugio Figueroa B

El uso de las plantas medicinales

El tema de las plantas medicinales y su uso resulta por demás interesante para todos en virtud de ser una buena alternativa para sanar y curar múltiples malestares que aquejan a todos en la familia. Las plantas medicinales es una clasificación botánica dentro del gran espectro de las miles de plantas que tenemos en todo el mundo para los diversos usos tanto alimenticio como para el uso industrial  y doméstico.

Hasta ahora el uso de las plantas medicinales ha sido de forma discrecional, es decir sin ningún control y sin una reglamentación. El uso de las plantas medicinales en las diferentes culturas prehispánicas ha quedado documentado mediante códices y manuales que ilustran la forma en que estas fueron usadas y que contribuyeron y han contribuido hasta la época actual a inhibir ciertos malestares entre la población.

Por algún tiempo el uso de plantas medicinales quedó relegado a un segundo plano por las grandes industrias farmacéuticas, quienes celosamente han impedido que trascienda su conocimiento y su consecuente uso. En la actualidad el uso de las plantas medicinales ha retomado un auge desde la investigación y su estudio partiendo de las formas y el procedimiento en que las generaciones pasadas han hecho uso de las mismas y que ciertos métodos aún permanecen en las actuales generaciones. Infinidad de plantas han demostrado su efectividad para la cura de ciertas enfermedades, siempre y cuando se sigan los pasos y las recomendaciones.

Existen plantas para todo uso y para cada malestar, desde una gripa, resfriado, dolor de cabeza o para la cura de enfermedades como la diabetes, reumas, cáncer y otras más. La necesidad de recurrir al uso de las plantas medicinales en épocas pasadas obedeció a que a través de la herbolaria se hiciera la clasificación botánica para determinar el tipo de planta apropiada para cada problema, partiendo del método de experimentar los efectos y las causas así como los resultados en cuanto a su uso.

México es uno de los países donde el uso de las plantas medicinales se ha diversificado siendo un país pionero en el mundo en cuanto a su conocimiento y en cuanto a su uso. Debido a la gran diversidad en cuanto a los climas y la regionalización que ofrece nuestro país el conocimiento sobre las plantas medicinales es muy amplio, hasta en las regiones más apartadas geográficamente se sabe sobre el uso de las plantas medicinales por los habitantes de dichas zonas y comunidades que las habitan.

La relación entre el uso de las plantas medicinales y la Agronomía es determinante en virtud de que dentro de las materias de estudio muchas de ellas tienen relación estrecha con el conocimiento, clasificación botánica y el uso de las plantas medicinales como parte de los planes de estudio que se llevan en las diversas instituciones de educación superior.

En algunas Universidades o instituciones donde se cursa la carrera de Agronomía en los últimos años se tiene como opción el estudio de la herbolaria, en forma básica o en especialización lo que ha permitido la difusión a otros niveles del uso de las 

plantas medicinales.

El uso de las plantas medicinales en la actualidad es una alternativa efectiva basada en la experimentación y en el estudio que ha permitido el surgimiento de medicamentos que provocan menos daños al organismo en la cura y tratamiento de enfermedades crónicas en las personas.

Entre las múltiples plantas medicinales que han sido estudiadas y que ofrecen grandes opciones en la cura de algunas enfermedades se tiene a la marihuana (Cannabis Sativa) misma que hasta ahora ha sido prohibida en México para su uso terapéutico, pero que es sabido de su gran efectividad en otros países como en EU y Europa.El tema del uso y conocimiento de las plantas medicinales es muy amplio y requiere dedicarle mucho tiempo a fin de lograr entenderlo plenamente.

Seguiremos con este tema en otras participaciones.

PorJ Refugio Figueroa B

Experiencia vs Juventud

La vida de toda persona transcurre en etapas desde que nace hasta que muere y a través de dichas  etapas es como la persona va madurando y definiendo su comportamiento ante la vida, va consolidando ideas y pensamientos hasta llegar a la etapa adulta o la vejez.

Durante la niñez y juventud son dos etapas formativas tanto en el aspecto psicológico y educativo donde el aprendizaje es el factor elemental, aunque este factor se repite de manera constante en todas las etapas posteriores.

Quienes hoy somos integrantes de la G 10 de manera coincidente, algunos tuvimos la fortuna de conocernos desde la etapa de la niñez y convivir en la etapa de la juventud y en consecuencia seguir siendo amigos en la etapa adulta y ahora en la etapa de la vejez. De niño a joven y de joven a adulto y de adulto a viejo, asi de simple y asi de sencillo es la vida.

Hoy la mayoría de integrantes de la G 10, todos Ingenieros Agrónomos, hemos llegado a una etapa por demás interesante en la vida, la etapa de la vejez, donde aflora la experiencia, una etapa en la que se añora la juventud pero se valora el cumulo de conocimientos y el aprendizaje adquirido en todas y cada una de la etapas vividas, una etapa donde de manera consiente se le da un gran valor a cada uno de los amigos que desde niños y en nuestra juventud siempre han estado con nosotros y son como nuestros hermanos, una etapa donde la familia es un elemento sustancial en nuestras vidas más aún si es que ya somos abuelos y los nietos son quienes nos hacen ver la vida en forma diferente.

Las canas, las arrugas, la falta de pelo en algunos casos, el paso lento y pausado, las enfermedades y los malestares llegan con la vejez lo que es sintomático en todos, aun así en estas circunstancias el buen compañerismo y la solidaridad entre el grupo de la G 10 hacen la diferencia y la convivencia es la mejor alternativa para darle a la vida otro enfoque diferente. Tan importante es la niñez, la juventud y la etapa de ser adulto como importante es la vejez para todos en la G 10 ya que es la oportunidad de revivir  y recordar a grandes amigos, pero sobre todo compartir esos gratos momentos memorables de nuestra vida con nuestros amigos y familiares.  

Durante la vejez llega la jubilación y con ello una estabilidad emocional y productiva después de muchos años de desempeño profesional, situación por la que atraviesan algunos integrantes de la G 10. Resulta innegable la realidad por la que actualmente pasamos todos en la G 10, hemos llegado a la etapa donde para nosotros el tiempo es lo más valioso y debemos aprovecharlo al máximo y obtener los mayores beneficios posibles.  

Ahora la experiencia como padre, como Ingeniero Agrónomo, como esposo y como abuelo es lo que representa lo más valioso en cada uno de los miembros de la G 10, pero la juventud sigue estando presente en el ánimo de todos, “el corazón no envejece, el cuero es el que se arruga”.

Saludos a todos los amigos de la G 10.

PorJ Refugio Figueroa B

Soy ingeniero agrónomo

Dedicado para todos los integrantes de la G 10 con toda cariño y respeto.

Desde hace 40 años soy Ingeniero Agrónomo egresado de la Escuela de Agricultura de la Universidad de Guadalajara.

Yo al igual que otros 365 compañeros integramos la generación 1973-1978 egresados de las diferentes orientaciones o especialidades como son: Extensión Agrícola, Fitotecnia, Ganadería y Suelos.

El significado de ser Ingeniero Agrónomo ante la sociedad se basa principalmente en los conocimientos adquiridos durante la etapa estudiantil, desde los estudios primarios, secundarios y en la preparatoria, todos encaminados a cursar una carrera profesional.

Entre la familia y los amigos siempre surgía la pregunta ¿Qué vas a estudiar? y la respuesta generalmente era ambigua, sin una definición al respecto por no tener una certeza ni una orientación definida.

La profesión de Ingeniero Agrónomo está muy ligada a las actividades productivas del campo desde el cultivo de plantas, crianza de animales, el suelo, las semillas y la cosecha, así como el medio ambiente incluyendo los elementos primordiales como son el sol, el aire, el agua y la tierra.

Antes de tomar la decisión de estudiar Agronomía surgen una serie de preguntas en la mente de un estudiante; preguntas como estas: ¿Cuáles son las ventajas de estudiar Agronomía?, ¿Qué tan difícil es estudiar Agronomía?, ¿Debo estudiar Agronomía?, ¿Para qué sirve la Agronomía?, ¿Realmente tengo el perfil para Ingeniero Agrónomo?

Estas y otras preguntas más cruzaban por mi mente antes de tomar la decisión de hacer los trámites para ingresar a la escuela de Agricultura. 

Al igual que otras carreras o profesiones la Agronomía tiene aspectos de mucho interés y requiere de tener conocimientos elementales por parte del estudiante para interesarse en cursar dicha carrera.

En las décadas de los años 70’s y 80’s la Agronomía tuvo un auge debido a los múltiples programas e instituciones del sector agropecuario que surgieron y que demandaban profesionistas con el perfil y la formación de Ingeniero Agrónomo  para impulsar el desarrollo del sector productivo del campo.

Las expectativas en torno a la profesión de Ingeniero Agrónomo eran favorables y el campo laboral no implicaba mayores riesgos puesto que la demanda por esos tiempos favorecía a la mayoría de los egresados de dicha carrera.

En lo personal lo confieso, hoy reafirmo que mi interés por estudiar Agronomía lo descubrí desde pequeño, pues mi origen así lo confirma, mis padres eran campesinos, siempre viviendo y trabajando en las labores del campo, entre las parcelas y entre las plantas y los animales y ese interés lo confirmé al saber lo que era realmente la Agronomía y su trascendencia en el ámbito profesional.

Al igual que tantos compañeros y amigos que han cursado esta noble profesión de Ingeniero Agrónomo me siento orgulloso de haberla cursado, de haberla desempeñado y ejercido, de haber viajado y conocido muchos lugares de México, de haber tenido contacto con gente que sabiendo que soy Ingeniero Agrónomo se han acercado a mí con el afán de una consulta o asesoría sobre algún caso tratándose de algún cultivo o de algún problema relativo a mi profesión.

Ser Ingeniero Agrónomo durante 40 años es una gran satisfacción, además de un estatus social y familiar que he compartido con otros compañeros y amigos.

Agradecido me siento con mi Universidad de Guadalajara y con la antigua Escuela se Agricultura por mi formación y por los conocimientos adquiridos en sus aulas, por esos gratos momentos con mis compañeros estudiantes y con mis maestros, a ellos y a mi familia les debo lo que soy.  

Lo digo y lo repito ¡SOY INGENIERO AGRÓNOMO!

 

 

Puedes leer tambien:

Para los hijos, esposas, madres y hermanos de un Agronomo

DECÁLOGO DEL INGENIERO AGRÓNOMO

Día del Agronomo

Agronomos de la U de G 73-78

PorJ Refugio Figueroa B

En el 2018 será el 40 aniversario de la G 10

En el 2018 se cumplen ya 40 años de la generación 1973-1978 de Ingenieros Agrónomos de haber egresado de la que fuera Escuela de Agricultura de la Universidad de Guadalajara, hoy CUCBA.

A transcurrido el tiempo y aquellos jóvenes recién egresados de las orientaciones de Extensión Agrícola, de Ganadería, de Fitotecnia y de Suelos empezaban su carrera profesional, deseosos de enfrentarse a la vida con sus conocimientos adquiridos en las aulas, como única herramienta para sobresalir y demostrarse a sí mismos de lo que eran capaces.

Cada uno de ellos, en ese tiempo asumieron el reto de salir al campo para contribuir en su transformación y ayudar a resolver la problemática que implica la producción de alimentos, desde la preparación del suelo, la siembra, la fertilización, el control de plagas, hasta la cosecha y su comercialización, llevando a cabo los diferentes programas institucionales, canalizando los recursos mediante el crédito o desarrollando proyectos productivos, ese era el reto y así comenzaba el trabajo de aquellos Ingenieros Agrónomos.


Dispersos por los diferentes rincones del país, en diferentes estados, municipios, ejidos y ranchos se les veía deseosos de darsea conocer, que los campesinos y los productores del campo supieran que ellos, los Ingenieros eran capaces de coadyuvar en las tareas productivas mediante la asesoría técnica, sin la experiencia necesaria, pero con el entusiasmo de ser el representante de algún programa estatal o federal, o de alguna dependencia del sector agropecuario.

Por aquellos tiempos era común ver en el campo vehículos con técnicos de la SAG, INIA, SRA, CONAFRUT, ANAGSA, BANRURAL, SRH, CONASUPO, PRONASE y tantas dependencias más que tenían como misión atender la problemática del sector agropecuario.

Para algunos de los integrantes de la G 10 este panorama era común ya que más de alguno de ellos formaba parte de este esquema en forma cotidiana.

 

Cabe recordar que en los primeros años de egresados la pregunta más común entre los integrantes de la G 10 cuando se veían esporádicamente era ¿Dónde estás trabajando? Y la respuesta era “estoy trabajando en tal dependencia y en el estado de Michoacán, de Tabasco o Sinaloa” por mencionar alguno, de igual forma la pregunta obligada era ¿Qué sabes de fulano de tal o perengano de tal, sabes dónde anda o a que se dedica? Y la respuesta de igual forma era “la verdad no he sabido nada de él o sé que anda en tal programa en tal lugar del país”.

En una primera etapa, como Ingenieros Agrónomos el único interés de cada uno de quienes formaban parte de la G 10 era cumplir el reto asumido con si mismos con responsabilidad, dedicación y cariño por su profesión, añorando los tiempos de estudiantes, añorando las aulas y añorando a sus compañeros con quienes habían tenido grandes vivencias y desde luego añorando a los maestros.

En las etapas subsiguientes, ya acoplados en sus tareas profesionales inicia la búsqueda de quienes han sido integrantes de la G 10, que en un inicio la conformaban un total de 365 Ingenieros Agrónomos.

Sucesivamente, a partir de los 5 años de egresados surge el interés de un grupo de integrantes por reunir a algunos miembros de la G 10, iniciando de esta forma una etapa de reagrupamiento.

Así, de esta forma a transcurrido el tiempo y de aquella generación tan numerosa, de 365 Ingenieros Agrónomos, hoy al cumplirse 40 años el número de sus integrantes ha disminuido, muchos de ellos han quedado en el camino cumpliendo el reto, aquel reto que asumieron con gran responsabilidad y profesionalismo en sus inicios.

Cabe hacer mención que dentro de la G 10 ha habido muchos integrantes que han destacado en su desempeño profesional y que han sido reconocidos lo cual nos hace sentirnos orgullosos.  

La mayoría de los miembros de La G 10 en la etapa actual han logrado cumplir el reto asumido desde un principio cuando iniciaron su actividad profesional y hoy después de años de trabajo en el campo y en la oficina han cumplido una meta más en su vida: hoy están ya jubilados.

El tiempo ha pasado y nuestros años se han convertido en recuerdos, recuerdos que se han acumulado a través de 40 años de ser orgullosamente Ingenieros Agrónomos, de ser G 10. Vaya una sincera felicitación  y un reconocimiento a todos quienes han sido y son parte de la G 10.

PorJ Refugio Figueroa B

Al finalizar el año 2017

Todos quienes integramos *La G 10* es importante que hagamos un balance sobre lo que sucedió, en lo que se hizo bien o se hizo mal, lo que planeamos en bien de todos, las reuniones y convivencias, los buenos propósitos, cuales se cumplieron y cuales quedan pendientes.

Es importante resaltar que de todos los compañeros que formamos este grupo hubo algunas bajas de ellos quienes fallecieron por diversas circunstancias, lo cual lo lamentamos mucho, de ellos hoy guardamos gratos recuerdos.

Sin duda que el 2017 a todos nos deja gratos recuerdos, nos deja alegrias y tristezas, nos deja cosas positivas y algunas negativas, nos deja el espirita del compañerismo y de la unidad asi como de la solidaridad.

Cabe resaltar que tuvimos nuestro 39 Aniversario con una gran asistencia en el mes de agosto considerando que fué el evento con más trascendencia para la G 10.

Durante 2017 hubo varios convivios que nos permitieron afianzar los lazos de amistad y que hasta ahora se mantienen firmes.

Concluimos el 2017 con la satisfacción de haber cumplido algunos objetivos que nos planteamos al inicio del mismo como grupo.

Esperemos que en el 2018 se mantengan las expectativas y siga prevaleciendo el buen ánimo, el compañerismo y la solidaridad para el bien de todos.

*¡FELIZ AÑO 2018 PARA TODOS G 10!*

G-10 en 2017 from Jorge Alberto Montes de Oca A on Vimeo.

PorJ Refugio Figueroa B

Tres palabras

En esta época de Navidad y fin de Año tres palabras son importantes de tomar cuenta para expresarlas y decirlas desde el fondo de nuestro corazón, en silencio y ante Dios Nuestro Señor: GRACIAS, PERDÓN Y AYUDA.

GRACIAS Señor por todo lo que me haz dado, por mi familia, por mis amigos, por todos los momentos de dicha, alegría y de felicidad, por mi salud, por esos momentos de tristeza y por las penas y las angustias, pero más GRACIAS por todo ese amor que haz derramado sobre mi y mi familia y por tantas bendiciones en todo momento; GRACIAS te doy por la luz y la obscuridad, por el aire, por el agua y por todo lo creado por ti,  GRACIAS  por el sol, la luna y las estrellas, GRACIAS POR TODO SEÑOR.

Tambien te pido PERDÓN por mis faltas y omisiones, por haberte ofendido en mis pensamientos y con mis acciones, por haberme olvidado de ti en algunos momentos, por desviarme del camino, por haber hecho mal lo que debi hacer bien, PERDÓN por mis arrebatos y mis despilfarros, por juzgar mal a mis semejantes; PERDON por no haber dado el amor necesario a mis seres queridos, PERDON por criticar y preguzgar sin fundamentos, PERDÓN Señor por dudar de ti y dudar de mi mismo.

Ahora Señor te pido AYUDA para seguir mi camino a tu lado, para seguir mi misión en esta vida, te pido AYUDA para que ayudes a mis amigos y sus familias, AYUDA a mis hijos y mi familia, a mis hermanos; te pido AYUDA para mantener mi fe en ti, mi esperanza en tí y para seguirte a tí. Señor se que no es mucho lo que te pido en esta Navidad y en este año que está por terminar, solo te digo con mi corazón GRACIAS por todo, PERDÓN por todo y te pido AYUDA en todo para el siguiente año 2018 para siguir haciendo lo que tu dispongas.

¡TE AMO MI SEÑOR!

 

¡FELIZ NAVIDAD 2017 Y PRÓSPERO AÑO NUEVO 2018!